Compartir esta nota:

Twitter Facebook Correo

Pésimas condiciones para los usuarios a nivel nacional

Lastimosas terminales para la Costa Caribe

Por Gilberto Artola y Janeth Oporta | País

En los municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte y Sur del país las terminales de buses no cuentan con las condiciones ni la infraestructura adecuada para que los usuarios puedan esperar las unidades de transporte interurbano, de acuerdo a un sondeo realizado por El Nuevo Diario.


La valoración negativa que hace la mayoría de usuarios consultados, que utilizan el servicio en esas localidades, no es ajena para los delegados del Ministerio de Transporte e Infraestructura.


Al menos no lo es para Alberto González, delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, en la zona Norte, quien también critica la falta de condiciones en las paradas de buses.


En el caso de Puerto Cabezas, la cabecera departamental del Caribe Norte, la terminal está situada en una zona accesible, pero no presta condiciones para el pasajero por falta de baños y asientos de espera.


En el municipio de Waspam existe una parada de buses improvisada, donde los viajeros abordan las unidades que parten del parque municipal a sus diferentes destinos, principalmente a Bilwi y Managua.


En el Triángulo Minero la situación es peor, pues la ubicación de las paradas de buses están en el centro de los municipios, lo cual provoca embotellamientos que dificultan el acceso y la salida de las unidades.


Paradas sin uso en Rosita y Bonanza


En el municipio de Bonanza la terminal de buses está ubicada en el centro del municipio, lo cual obliga a los conductores de las unidades a cruzar el centro de la ciudad minera por sus angostas calles.


Aunque existe una infraestructura que cuenta con buenas condiciones para los usuarios, esta no es utilizada por los transportistas, ya que está situada a la entrada de la ciudad, cuya ubicación no resulta atractiva para ese gremio.


Del mismo modo está ubicada la parada de buses del municipio de Rosita, por lo que las unidades tienen que atravesar las congestionadas calles de la ciudad para ingresar a la parada.


Denis Thimson, Director de transporte de la Alcaldía de Rosita, al ser consultado por El Nuevo Diario dijo que lo que falta es voluntad por parte de los transportistas y mayor exigencia de las autoridades.


“Esta parada está ubicada en la salida a Siuna, pero los transportistas se niegan a usarla porque dicen que está ubicada afuera del municipio, pero en todos lados las terminales están ubicadas fuera de la ciudad”, afirmó el funcionario.


Mientras tanto, en Siuna, aunque la parada cuenta con una infraestructura en buenas condiciones para el usuario, esta está mal ubicada, ya que los buses que llegan y salen del municipio en la vía Siuna – Waslala tienen que atravesar el mercado municipal por las angostas calles lo que genera un caos vial.


Las unidades que van en dirección a la vía Bilwi y Managua deben cruzar el centro de la ciudad, cuyas calles son extremadamente estrechas para un tráfico que crece cada vez más.


En el municipio de Prinzapolka no existe ni la más mínima condición para los usuarios, la terminal está a la intemperie, por lo que el pasajero aborda la unidad en la bahía de la calle.


Waslala avanza con señalización


Mario Ríos, Delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, para el Triángulo Minero, dijo que recientemente en conjunto con Tránsito Nacional y Seguridad Vial, hicieron un recorrido por todo el Caribe Norte y ellos han pedido señalización en las calles para que haya educación vial, así como han exigido el uso de las terminales que no son usadas como es el caso de los municipios de Rosita y Bonanza.


En la parada de Siuna, las autoridades del MTI contabilizan que a diario se movilizan unas 3000 mil personas a diferentes destinos, tanto del Caribe Norte, como a la capital. A nivel regional en las terminales de buses de la RAAN, diariamente circulan alrededor de 14 mil personas.


Las mismas quejas en la RAAS


Son las doce del mediodía y en la terminal de buses se siente el calor sofocante. Los usuarios esperan para trasladarse a sus respectivos destinos. Los conductores de autobuses y camiones del transporte colectivo estacionados esperan el momento de salida.


Es la hora pico y también en el mismo horario entran los vehículos colectivos que vienen de las colonias llenos de pasajeros que van a realizar diversas gestiones a la ciudad.


Oscar José Aráuz Morales, con casi 30 años de ser conductor, señala que realizar su trabajo dentro de la terminal se vuelve un problema, debido al pequeño espacio y se complica por la aglomeración de vehículos selectivos, colectivos y particulares que convierten el lugar en un caos.


“En mi particular me gustaría que la terminal tuviera mejor control y que fuese más grande o que los vehículos particulares tengan otro sitio de parqueo y de esta forma evitaríamos complicaciones, que permitiría dar un mejor servicio a los ciudadanos”, comentó Aráuz Morales.


Mientras que Enoc Barrera, comerciante de relojes en el mercado municipal, dijo que la inversión que realizó la comuna en mejoramiento en la terminal fue buena, pero lamenta que la obra no fue lo mejor.


“Como comerciante yo esperaba que el espacio de la terminal fuera amplio, pero es muy reducido, el diseño a las cunetas, rampas y andenes no quedaron terminados ni prestan las condiciones para personas con discapacidad”, dijo.


Uriel García Zelaya, Director de Transporte Intermunicipal, dijo que el servicio que presta la terminal a las más de 2,500 personas que visitan a diario la cabecera municipal, cuenta con 60 unidades que viajan a las colonias y a la capital, además de la ruta al departamento de Río San juan.


Zelaya dijo que las horas picos son las 6:00 a.m; 12:p.m y 04:00 p.m. y aunque el lugar resulta muy pequeño aseguró que ya no hay más espacio.


“Es difícil ampliar porque no hay espacio para hacer más bahías, y para los próximos días se estarán instalando dos agujas para tener mejor control de las entradas y salidas de vehículos, tanto particulares como de servicio público”, indicó Zelaya.


Servicios disponibles


Las condiciones que presta la terminal de buses a los usuarios consiste en servicio de asientos, servicio higiénico, además de un televisor para que los pasajeros estén distraídos mientras esperan trasladarse a sus lugares de destino. La terminal tiene además luminarias alrededor y dentro de las instalaciones.


La misma está ubicada en la zona número uno en el centro de la ciudad, donde está ubicado actualmente el mercado municipal, los taxis llegan a esperar a los ciudadanos, donde ofrecen la carrera en C$12, mientras que por viajar a las colonias los usuarios pagan de acorde al lugar donde se quieren trasladar.


El suministro del servicio del agua potable es irregular, debido a desperfectos en una de las bombas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.


 

Compartir esta nota:

Twitter Facebook Correo